Compartir

Brasil registró 91.387 casos sospechosos de Zika entre febrero y abril de este año, según el primer boletín epidemiológico del Ministerio de Salud brasileño divulgado este martes.

Hasta ahora, el Ministerio solo daba actualizaciones.

Según el boletín, hubo 2.844 casos confirmados y 7.584 casos sospechosos en mujeres embarazadas en ese período.

Aunque ya se confirmó el vínculo entre el virus y la microencefalia, el boletín destaca que no todas las madres con casos confirmados de Zika tendrán bebés con esa condición, un trastorno neurológico de nacimiento que causa que los bebés tengan cabezas anormalmente pequeñas y provoca problemas de desarrollo porque el cerebro no puede crecer adecuadamente. En ocasiones puede causar muerte prematura.

“No es posible saber la proporción de mujeres embarazadas, infectadas por el Zika, que tendrán bebés con microencefalia”, se lee en el reporte.

En un reporte separado sobre casos de microencefalia, también divulgado el martes, se informa de 1.198 casos confirmados desde octubre, cuando el ministerio estableció un posible vínculo entre el virus y la condición neurológica.

El Ministerio confirmó 54 muertes por microencefalia e investiga otros 167 fallecimientos.

Flora Charner contribuyó con este reporte

No hay comentarios

Dejar una respuesta