Compartir

El legendario ex ala pívot Tim Duncan, apenas 24 horas después de anunciar la retirada de la competición tras 19 temporadas de jugador con la franquicia de los Spurs de San Antonio, logró otro hito histórico, hacer que el entrenador Gregg Popovich se emocionase en público y estuviese a punto de llorar ante los periodistas cuando habló de su despedida y jugador “único”.

Gracias a Duncan, Popovich al final mostró su lado más emotivo y humano y consiguió emocionarse cuando quiso compartir con los periodistas algunos de sus pensamientos y recuerdos en su relación profesional y humana con Duncan.

“Es la persona más verdadera, sincera y real que he conocido en mi vida”, subrayó Popovich, que además adelantó que era un profesional insustituible en su labor dentro del equipo.

Popovich que habló durante 15 minutos, por momentos fue incapaz de ocultar sus emociones y todo mientras vestía una camiseta con el rostro de Duncan impreso.

Cuando respondió la última pregunta, el entrenador de los Spurs se giró, metió las manos en los bolsillos y en silencio emprendió el camino hacia una nueva era para el equipo de San Antonio, en la que no estará yaDuncan.

Pero si el ala pívot español Pau Gasol, al que todos han calificado como el profesional que más se acerca al perfil deportivo y humano de Duncan.

Popovich admitió que era consciente que el día del adiós de Duncan iba a llegar, pero para nada ha hecho más fácil la realidad que ahora le toca vivir sin la estrella que siempre daba confianza, tranquilidad y que se hizo “irremplazable”.

Con la voz por momentos entrecortada, y tratando de evitar la solemnidad, Popovich se despidió el martes públicamente de la carrera como jugador de Duncan, ganador de cinco títulos de liga, que el lunes anunció la retirada en un comunicado difundido por el equipo, con lo que puso fin a una carrera de 19 años en San Antonio.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta