Compartir

Cuba festejó hoy su Día de la Rebeldía Nacional, una de las fechas más importantes en el calendario revolucionario del país, con un masivo acto en la central ciudad de Sancti Spíritus dedicado al expresidente y “líder histórico de la Revolución” Fidel Castro en su próximo cumpleaños 90.

El mandatario cubano, Raúl Castro, vestido con traje militar, presidió la ceremonia que recuerda el fallido ataque al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, hace 63 años, acompañado por los principales líderes del Gobierno y el Partido Comunista (PCC), incluido el número dos de esa formación, José Ramón Machado Ventura.

Machado Ventura, encargado de ofrecer el discurso principal, comenzó su intervención enviando, “en esta fecha de tan especial significado”, la “más cálida felicitación al compañero Fidel Castro, líder histórico de la Revolución, en su cercano 90 cumpleaños”, palabras recibidas entre el público con gritos de “Viva Fidel” y “felicidades”.

El segundo secretario del PCC aprovechó también para ratificar al exgobernante cubano el “compromiso de seguir siendo fieles a las ideas por las que ha luchado a lo largo de su vida”, y aseguró que mantendrán “siempre vivos el espíritu de resistencia”, “el pensamiento dialéctico” y la “fe en la victoria que él inculcó con su ejemplo”.

Recordó además el discurso pronunciado por Fidel en la misma plaza “Serafín Sánchez” de Sancti Spíritus durante la celebración del 26 de julio de 1986, en el que el líder -que cumplirá nueve décadas de vida el próximo 13 de agosto- hizo un llamado a considerar el trabajo como la principal fuente de riqueza.

Machado Ventura hizo alusión más adelante al proceso de consulta popular de la versión actualizada de los “lineamientos de la política económica y social” -como se conoce al plan reformas impulsados por Raúl Castro desde 2011-, aprobada en el VII Congreso del PCC el pasado mes de abril. Resaltó que “prácticamente todo el pueblo tomó parte activa en el proceso realizado hace más de cinco años” y que hoy continúa con la revisión de estos documentos por “cientos de miles” de militantes comunistas y representantes de sectores sociales.

El histórico dirigente de la Revolución concluyó su discurso con una felicitación a los habitantes de la provincia de Sancti Spíritus por ser sede de la celebración, que usualmente se otorga al territorio del país con los mejores resultados económicos en el año.

Recordó finalmente la compleja situación económica que atraviesa hoy Cuba y aludió a las orientaciones del presidente Raúl Castro en la pasada sesión plenaria del Parlamento, consideradas una “brújula” para salir adelante, “sin espacio para improvisaciones”.

El acto político y cultural incluyó actuaciones de música y danza y contó con la presencia de combatientes del Ejército Rebelde y participantes en los hechos del 26 de julio, junto a integrantes de brigadas internacionales de solidaridad con Cuba.

No hay comentarios

Dejar una respuesta