Compartir

Homenajes, regalos, festejos, de todo un poco se ha visto esta temporada, la última en Grandes Ligas para el toletero dominicano David Ortiz.
Cuando Ortiz anunció que se despedía del juego el pasado invierno, pocos se imaginaban el trato que recibiría de todas las organizaciones que ha enfrentado en el 2016.
Desde regalos impresionantes, como cadenas preparadas especialmente para él, hasta mecedoras, estatuas de bloques de construcción con su persona y muchos presentes más, David Ortiz ha sido exaltado como una de las más grandes celebridades de la Gran Carpa.
En una temporada en la que Alex Rodríguez fue despedido por los Yanquis de Nueva York, que Prince Fielder anunció su último juego del béisbol por una lesión en el cuello y que Mark Teixeira también dijo que no jugará más cuando termine esta campaña, Ortiz deja el juego en sus propios términos.
Y de qué manera que lo está haciendo, bateando .313, con 31 jonrones y 102 empujadas, además de 42 dobles con los que lidera el joven circuito.
Ortiz ya ha asumido casi todos los lideratos ofensivos en la historia de los Medias Rojas o se encuentra muy cerca de ellos.
Ortiz se va como toda una leyenda, y ahora en búsqueda de su cuarto anillo de campeón.

No hay comentarios

Dejar una respuesta