Compartir

El Tribunal Supremo chino falló hoy a favor de la leyenda del baloncesto estadounidense Michael Jordan en su demanda contra una marca deportiva china por uso indebido de su nombre, poniendo fin a la lucha que comenzó el famoso deportista hace cinco años.

La máxima autoridad judicial de China revocó este jueves las decisiones de tribunales anteriores y concluyó que la empresa Qiaodan Sports, con sede en la provincia sureña de Fujian, había infringido los derechos del exescolta de los Chicago Bulls.

No hay comentarios

Dejar una respuesta