Compartir

Los Warriors se mostraron tranquilos ante el reto, luego de perder el cuarto partido de la Final de la NBA el viernes 137-116, y dijeron que lo anormal hubiese sido un 4-0 ante el equipo que es el actual campeón.

“Seamos serios, al margen de la diferencia en el marcador, que es algo ficticio, el triunfo de los Cavaliers fue completamente normal y lógico”, subrayó el entrenador de los Guerreros Steve Kerr.

De nuevo, los Cavaliers de Cleveland, demostraron que cuando están contra la pared y al borde de la eliminación se crecen en su juego y brillan de manera especial si además el rival son los Warriors de Golden State. Por cuarta ocasión en dos años, los Cavaliers evitaron la eliminación en la final de la NBA al ganar evitarndo una barrida histórica en el cuarto partido de la Final.

Además superaron tres marcas al anotar 49 puntos en el primer cuarto, 86 al descanso y 24 triples. Pero ahora siguen igualmente abajo en la serie al mejor de siete, algo que ya sucedió el año pasado, e hicieron historia al conseguir la remontada con tres triunfos consecutivos.

Su nuevo reto será lograr cuatro consecutivos si quieren revalidar el título de campeones y además ser los primeros en borrar un déficit 0-3. De ahí que los Warriors deben tomarse muy en serio al equipo que tienen enfrente con el alero estrella LeBron James y Kyrie Irving.

No hay comentarios

Dejar una respuesta