Compartir

El Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago investiga la presunta atención a pacientes sin la debida licencia por parte del cardiólogo Conrad Murray, condenado por homicidio involuntario en 2011 por la muerte del cantante estadounidense Michael Jackson.

El titular de Salud trinitense, Terrence Deyalsingh, informó este martes a través de un comunicado de que Murray, nacido en la isla de Granada, podría haber ejercido la práctica médica en una institución privada de la región central del país caribeño.

Deyalsingh dijo además que el Ministerio de Salud local colaborará en la investigación junto con la administración del Colegio de Médicos de Trinidad y Tobago.

El titular de Salud dijo que de acuerdo a la Ley del Colegio de Médicos de Trinidad y Tobago es obligatorio conceder licencias de forma pertinente para ejercer a los médicos que practican la profesión en el territorio caribeño.

Jackson falleció el 25 de junio de 2009 en Los Ángeles por una sobredosis de fármacos que le administró su médico personal, Conrad Murray, quien lo anestesiaba para ayudarle a combatir el insomnio.

Murray, que siempre se consideró inocente, fue condenado por homicidio involuntario en 2011 y liberado en 2013.

El repentino final del cantante, que tenía por entonces 50 años, causó una conmoción mediática y resucitó la carrera de un artista que se estaba preparando para reaparecer sobre los escenarios tras años de ausencia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta