Compartir
Firefighters work to put out a forest fire near Bouca, in central Portugal, June 18, 2017. REUTERS/Rafael Marchante TPX IMAGES OF THE DAY

Un inmenso incendio forestal dejó al menos 62 muertos, muchos de ellos calcinados en el interior de sus vehículos, y decenas de heridos en el centro de Portugal, donde este domingo los bomberos seguían luchando contra las llamas.

Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos combatían por la tarde el fuego que se declaró el sábado en la localidad de Pedrogao Grande, a unos 50 km de Coimbra, en la región de Leira, para extenderse después rápidamente por varios frentes.

Según un nuevo balance anunciado por el secretario de Estado del Interior, Jorge Gomes, el incendio dejó 62 muertos y más de 50 heridos, entre ellos ocho bomberos.

El fuego “sigue avanzando en cuatro frentes, dos de ellos de una gran violencia”, había explicado previamente. Muchas de las víctimas se vieron atrapadas por las llamas en el interior de sus coches cuando circulaban por una carretera cercana.

“Es difícil decir si estaban huyendo del fuego o fueron sorprendidos por él”, según Gomes. Desde el Vaticano, el papa Francisco expresó su “cercanía con el querido pueblo portugués a raíz del devastador incendio que arrasa los bosques (…) causando muchos muertos y heridos”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta