Compartir

El Movimiento Marcha Verde pidió ayer en San Cristóbal que la violencia contra la mujer deje de ser usada para publicidad y se convierta en una responsabilidad del Estado con inversión en educación inclusiva, no sexista ni racista.

En la lectura del manifiesto, el colectivo advierte que se mantendrá en las calles hasta que las autoridades adopten medidas concretas para enfrentar la violencia contra la mujer. Además, exigió el encarcelamiento de los implicados en el caso Odebrecht, en específico al senador Tommy Galán y el exministro de Industria y Comercio, Juan Temístocles Montás.

Al celebrarse el 173 aniversario de la Constitución, decenas de personas vestidas de verde marcharon por las calles de San Cristóbal, en un recorrido de 5.7 kilómetros, exigiendo el fin de la impunidad y la corrupción.

No hay comentarios

Dejar una respuesta