Compartir

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó este martes estar dispuesto a que se lleve a cabo una revisión total del proceso electoral del pasado 26 de noviembre, como lo demanda la oposición de izquierda que denuncia un fraude.

“Estamos abiertos a que se coteje, que se revise, una, dos, tres, las (veces) que sea, no tenemos ningún problema”, señaló el mandatario desde la sede del derechista Partido Nacional (PN), después de que la Alianza de Oposición Contra la Dictadura pidiera al Tribunal Supremo Electoral (TSE) el recuento total de los votos de los comicios.

Hernández, de 49 años, se mostró seguro de haber ganado la reelección y dijo que espera con “grandes ansias” el poder celebrarlo, pero afirmó que mantendrá la cautela hasta que se cumplan todos los pasos del proceso, sin que eso signifique demostrar “signo de debilidad sino de fortaleza”.

El gobernante hondureño respondió de esa forma a la exigencia de la oposición al TSE para cotejar cada voto con el total de las 18,128 actas de las mesas electorales tras denunciar el “robo” de la elección a su candidato, el popular presentador de televisión Salvador Nasralla, de 64 años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta