Compartir

El Real Madrid, con un equipo lleno de habituales suplentes, abrió su nuevo año 2018 con una victoria 3-0 en el campo del Numancia (2ª división) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

El equipo merengue dio por lo tanto un paso de gigante hacia los cuartos, pese a la ausencia de Cristiano Ronaldo y de la mayor parte de sus estrellas en el césped de Los Pajaritos.

El primer gol del partido ante el quinto clasificado de la segunda categoría lo consiguió el galés Gareth Bale, que transformó un penal en el minuto 35. El equipo soriano quedó muy herido al verse con un jugador menos, por la expulsión por dos amarillas de Pape Diamanka en el 60.

En los instantes finales, el Real Madrid mató la eliminatoria por completo, con otro penal transformado por Francisco Alarcón ‘Isco’ (89) y un gol a continuación de Borja Mayoral, rematando de cabeza en el segundo palo (90+1) para poner el 3 a 0 definitivo.

Era el primer partido para el Real Madrid desde la dolorosa derrota 3-0 en casa en el Clásico contra el Barça, el pasado 23 de diciembre.

En otros partidos, el Leganés venció 1-0 al Villarreal, Levante superó 2-1 al Espanyol y Barcelona igualó 1-1 ante el Celta de Vigo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta