Compartir

El base Stephen Curry explotó con su juego ofensivo al anotar 45 puntos en solo tres cuartos y lideró a los Warriors de Golden State al triunfo de visitantes por 121-105 frente a los diezmados Angeles Clippers, que también perdieron por conmoción cerebral ala-pívot Blake Griffin. Los Warriors siguieron también sin el alero estrella Kevin Durant, que se perdió el segundo partido consecutivo, debido a un problema muscular.

Curry, que estuvo sentado todo el cuarto periodo, estableció la mejor marca en la temporada, después de encestar 11 de 21 tiros de campo, incluidos 8 de 16 triples, y 15 de 16 desde la línea de personal. El base estrella de los Warriors jugó 30 minutos y capturó seis rebotes, dio tres asistencias, recuperó tres balones, perdió dos y cometió dos faltas personales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta